Posted by Findûriel in , , | 31.12.07 2 comments
¿¿Renovarse?? A veces no nos conviene, gracias...

Aquí encontraréis a los gañanes que han hecho el vídeo.
Posted by Findûriel in , , | 30.12.07 3 comments
Cavilando sobre los diferentes belenes que componen la tradicional ruta de Segovia, me he topado con las figuras en movimiento de la tienda de marcos Salcedo. Son bastante peculiares, sobre todo la partida de tute en la que uno de los jugadores echa y levanta sin cesar la diminuta sota de copas.

El año pasado alguien arrancó una señal de prohibido el paso de la calle contigua y rompió el escaparate, en un gesto de cobarde vandalismo. Bromeando sobre aquellas figuras, que por suerte no sufrieron daño, he recordado que aquel jugador imparable estaba haciendo renuncio.

Hacer renuncio es, ni más ni menos, echar una carta a la jugada y reservarse otra que debería ir en su lugar contraviniendo las reglas. El pastor estaba fallando una tirada de pintas (oros) sacrificando la sota de copas... mientras se guardaba en la mano una carta de oros que legalmente debía haber echado (y perdido).

El recuerdo de esas palabras también me ha traido a la mente otras expresiones que usábamos de pequeños, o que aún usamos a la hora de jugar... ah, los juegos...

Además del consabido renuncio, de pequeños también teníamos el Arrenuncio, que se usaba para delatar a algún tramposo, normalmente a grandes voces. Si alguien se saltaba las reglas, se lo señalaba y se gritaba '¡arrenuncio!' con toda la fuerza de los pulmones. Después vendrían las disquisiciones, prebendas, el nosotros no jugamos así y el ya no te ajunto.

Curiosa palabra el ajunto... creo que ajuntar se usa en toda la geografía. Como yo no le ajunto, no lo ajuntes. Y así se solían hacer los grupos en el cole. Etimológicamente seguro que tiene que ver con 'adjuntar', 'juntar', 'adyacer' y todas esas raíces que denotan proximidad.

Cuando en un juego alguien cometía trampas a veces sin quererlo, también podría gritarse con menos mala baba y más juego limpio aquello de '¡Ha roto la olla!', expresión utilizada sobre todo en juegos de reglas complicadas como el rescate, el San Juan o el Bate.

Una de las expresiones más usadas por mis hermanos era el famosísimo Pastopas. No es el nombre de ningún ogro devorainfantes, como parecen resonar sus ecos. El pastopas se gritaba cuando, en un juego de gua (bolas) o de chapas alguien golpeaba con el pie o la mano (queriendo o sin querer) la bola o chapa, haciendo que la tirada no sea como deseaba el tirador. Normalmente se aducía que el pastopas era como pedir falta en el fútbol profesional, algunas veces se hacía para despistar o para intentar repetir una tirada floja. Entonces concurrían de nuevo las disquisiciones, rebatos y ajuntos.

Cuando las bolas se quedaban demasiado juntas, impidiendo que los jugadores operasen con ellas en el juego del gua, se decía que era Choco, y se anulaba la partida. También el gua vive el fenómeno de jugar al tragón, que consistía en lanzar desde arriba hasta el agujero (el llamado gua, del que recibía el nombre el juego) cual jugadores de baloncesto con bolones de hierro, procurando que la bola no se saliese al rebotar en el fondo del hoyo. Juegos sin duda ecológicos, tras los que uno acababa con los dedos morados, pero más contento que unas pascuas, haciendo amigos y usando simplemente unos rodamientos de acero.
Glorioso el gua que había debajo de mi casa, desde aquí un recuerdo. Ahora hay un jardincillo, y no queda ni rastro del arenal en cuyo agujero a veces cabía el brazo hasta el codo.

Pero sin duda la palabra que más cautiva nuestros ánimos filológicos con el candor de la infancia sea Fuliminado. Este híbrido, a caballo entre compuesto y blending entre 'fulminado' y 'eliminado', golpeaba como un rayo y minaba la moral del objetivo, que debía abandonar el juego. Aún me fascina cómo esta palabra ha pasado de generación en generación resistiéndose a ser encorsetada por gramática o diccionario alguno, perviviendo en los niños ociosos del ayer y el hoy.

Findûriel, que bailaba el peón a manitas, nunca a picón, porque no quería que se lo cacharan. Que para algo se lo pintaba de acuarelas, caray... Aunque como el mío era una peona de punta garbanzo, tampoco podía usar la lanza...
Posted by Findûriel 27.12.07 3 comments
Es el nombre de una danza Kabuki, cuyo vídeo podéis ver aquí. Creo que si Aubrey Beardsley viviera hoy en día, se hubiera muerto de belleza al contemplar algo tan perfecto como las geniales danzas de Tamasaburo. Lo adoro. Me pone a morir con cada vídeo nuevo que encuentro de sus danzas. Es, sin duda alguna, el mejor.

En Inabune hallamos la historia de una cortesana que añora en soledad a su amante, acompañada por un solitario shamisen. Cuenta su lamento que al principio de conocerlo no sintió nada arrebatador, sino un suave y cálido cariño que se le posó en el corazón. Pero con el paso del tiempo, llamea con el ímpetu de las aguas tumultuosas del río Mogami.

También nos habla de la única noche que pasó con su amante, cuyo aroma aún permanece en su manga. Como es suya, aunque el aroma sea de él, se deleita en el suave placer de olerlo una y otra vez en la pieza de tela.

Después se imagina que su amante está junto a ella, y le ofrece con gentileza el abanico, y le prepara cariñosamente un kisaru (pipa de tabaco) para que fume. Con delicadeza golpea después la pipa para sacar el tabaco gastado.

Pero él no está allí, así que sabe que el sueño no le está permitido. Imagina escribirle una carta. Los movimientos de Tamasaburo mientras frota la invisible pastilla de tinta y traza las líneas con el inexistente papel son asombrosamente delicados. Su carta se diluye, en la niebla o en sus lágrimas, no lo sabemos.

La melancolía impregna toda la escena, cuidadosamente descuidada. Evocando la mañana que los separaría, ella trata de retenerlo tomándolo de la mano. Y los versos finales son demoledores: Al amanecer, las chispas de rocío se elevaron sobre ambos, como incontables lágrimas centelleando sobre su manga. Podemos ver entonces el descubierto nadajuban blanco que cubre el hadajuban rojo.

Ni siquiera sueño en presenciar una actuación de Tamasaburo en directo, más quisiera yo. Pero que existan DVD, vídeos y fragmentos como este, hacen inmensamente feliz a una servidora.

Findûriel, amante de las cosas tan sencillas y a la vez tan soficticadas como un buen haiku.
Posted by Findûriel in | 25.12.07 5 comments
... sin esta escena.

Findûriel, devota de esta película. ¡A Eru pongo por testigo de que algún día la encontraré y la compraré! (insertar puño en alto de Scarlett O'Hara).
Posted by Findûriel in | 24.12.07 4 comments
Pues no, yo digo que no. Bueno, pongamos en claro la situación.

A tu epigastrio le da por contraerse, aburrido que está él. Te hace doblarte como si te hubieran dado un puñetazo en la boca del estómago, pero cuyo dolor no desaparece. Cierras los ojos e intentas deshacerte del sufrimiento como haces tantas veces, acostumbrada a las molestias gástricas: te imaginas que el dolor es, por ejemplo, un jersey. Y vas separando las piezas del jersey, y haciéndolas volar lejos, concentrándote en el vacío que dejan a su paso. El dolor se deshilacha y se convierte en una presión controlada. Pero entonces te atreves a volver a respirar y BANG, ahí está de nuevo ese bastardo.
Rabias, porque el dolor de estómago es rabioso. Te levantas de la cama a oscuras, pensando que dar unos pasos sobre el suelo frío y mascullar unos pocos tacos al aire de la noche te ayudarán a alejar el puño que te aprieta por dentro con la fuerza de un titán.
A la mitad del pasillo te das cuenta de tu error. El estómago, maldito hijoputa, cuando duele de ese modo reclama toda la sangre del cuerpo. Frío, mareos, te vas a desplomar. Consigues ampararte en la cama de tus padres, pidiendo ayuda.

Bueno, ya no te acuerdas de mucho más antes de encontrarte congelada en las urgencias, blancas y oliendo como a nadie le gusta. Un médico entra, te pregunta y le cuentas lo mismo que a los del 112. El puño sigue ahí, pero ahora más molesto que doloroso. Te ausculta minuciosamente, te prueba los reflejos, las reacciones, te mira las pupilas, la garganta, te tienta en el estómago. Entra un enfermero y te llena el cuerpo de pegatinas, y te tiras un rato con las pinzas fijadas al cuerpo mientras la máquina imprime un vacilante electrocardiograma. Otro enfermero te pone una vía y te saca unos cuantos tubitos de sangre, dejándote la vía puesta, mientras retira el termómetro y el tensiómetro.
Un segundo doctor te pide otro análisis, y un celador te conduce amablemente hacia los rayos. Dos doctores, muy gentiles, te hacen dos placas de tórax. De nuevo uno de ellos te devuelve en la silla de ruedas al box. Otro examen torácico, y otra vez las preguntas, contrastadas con los dos informes anteriores. Te hace empujar y tirar de brazos y piernas, te tienta el pulso de los pies con suavidad y te pregunta sin cesar para ver si estás desorientada.
Un ratito más tarde, el último de los doctores manda que te pongan un relajante para el mordaz estómago, y te extiende una receta explicándote todo lo que te ha ocurrido. Las enfermeras te desean felices fiestas mientras te marchas con el paso vacilante del mareo en pijama, bata y zapatillas, y con el pelo revuelto de una demente.

No es gratuítamente discutible. La sanidad pública es el derecho que tienen los ciudadanos a ser objeto de pruebas tan exhaustivas como estas cuando se encuentran terriblemente mal. Hay gente que se queja, que dice que con una sanidad privada la gente cobraría más en sus nóminas. No sé exactamente cuánto nos hubieran reclamado por la cantidad de pruebas y material con el que me han examinado esta madrugada, por el uso del box, por la llamada a la ambulancia, por los medicamentos que me han administrado. Seguramente más dinero del que dispone una familia media.
Nunca he tenido dudas al respecto. Sanidad pública, sí. No me anden con cuentos de viejas. Charlé no hace demasiado con una amiga que tiene posturas radicalmente distintas a la mía, y me alegro de mantener mi postura en este aspecto. No me hacen falta experiencias como la de esta noche para saberlo, pero ellas son las que me otorgan la fuerza de la razón.

Findûriel, con el epigastrio en pie de parto, el jodío.
Posted by Findûriel in , , | 23.12.07 No comments
La vida es grande, más grande que tú. Y tú no eres yo.
Las distancias que recorreré, la distancia en tus ojos.
Oh, no, he dicho demasiado. Lo retiro...

Esa soy yo en el rincón. Esa soy yo en el punto de mira, perdiendo los estribos.
Intentando mantenerme al ritmo de tus pasos.
Y no sé si podré hacerlo.
Oh, no, he dicho demasiado... pero aún no he dicho suficiente.

Creí haberte visto reír. Creí haberte oído cantar. Creo que creí haberte visto intentarlo.

En cada susurro de las horas en vela, elijo mis confesiones. Intento mantener mi atención en ti.
Como una loca perdida, herida y ciega.
Oh, no, he dicho demasiado, lo retiro...

Considéralo... considéralo la indirecta del siglo. Considéralo el desliz que me postró de rodillas.
¿Y qué si todas estas fantasías vienen agitándose ante nuestros ojos?
Ahora he dicho demasiado.

Creí haberte visto reír. Creí haberte oído cantar. Creo que creí haberte visto intentarlo.

Pero tan sólo fue un sueño, tan sólo un sueño...

Esa soy yo en el rincón, esa soy yo en el punto de mira, perdiendo los estribos.
Intentando mantenerme al ritmo de tus pasos.
Y no sé si podré hacerlo.
Oh, no, he dicho demasiado... pero aún no he dicho bastante.

Creí haberte visto reír. Creí haberte oído cantar. Creo que creí haberte visto intentarlo.

Pero sólo fue un sueño. Intentarlo, llorar, ¿por qué?... intentarlo. Sólo fue un sueño, un sueño, sueño...

Posted by Findûriel in , , | 23.12.07 5 comments
Porque esto eran series, y no muchas de las que se ven ahora por los canales infantiles. Y no me estoy poniendo en plan abuela cebolleta, sino que me intereso realmente por qué tipos de productos consume la infancia de hoy.
¿Por qué nos caía tan bien? Quizá porque nos enseñó alegremente el trasero en el primer capítulo, porque la pareja que formaba con su esposa era entrañable, porque los trolls nos caían mal o porque nos recordaba a nuestros abueletes. El caso es que nos tuvo enganchados a la pantalla durante 25 inolvidables capítulos.
Y qué manera de llorar en el último... No recuerdo otra serie que me diera más lágrimas al acabarse que esta. Y no porque acabase mal, sino porque su final fue tan natural y hermoso como el contenido de sus capítulos.
Como dice Altáriel, me lo voy a bajar para ponérselo a las visitas... qué llorera, por Eru...

Findûriel, frotándose la naricilla y diciendo ¡Slitzwaitz!

(Aunque, bueno, mi serie favorita de peque era esta):

Posted by Findûriel in | 21.12.07 7 comments
Sí, amigos, acabo de comprar mi primer billete de avión, para enero. Porque la menda lerenda no ha volado nunca.

¡Y eso me pone de los nervios!

Advertencia: post no apto para cardíacos...

Porque... no sé por dónde tengo que empezar una vez vaya al aeropuerto (Barajas, T2). Lo primero, eso sí, es llegar al dichoso aeropuerto (metro) y entrar en la T2.

Luego me han dicho que tengo que facturar, que en lenguaje de los sí iniciados es "dar la maleta para que la metan en el avión"... pero ¿dónde? ¿Todo el mundo factura en el mismo mostrador, o en el de la compañía aérea? ¿Dónde está el mostrador de mi compañía? (supongo que lo encontraré con los cartelitos) ¿Me darán un recibo del número de mi maleta? (esas pulsericas que les ponen parecen las de los bebés) ¿Existen de verdad esas cintas de metal que dan vueltas, tras las que trabajan gnomos, de las que sale tu maleta? ¿En qué parte del aeropuerto están? ¿Me costará algo? (me han dicho que si pesa menos de 20 kg no)

Y después... ¿Qué hago después? Entro en la zona-de-gente-con-billete... ¿Por dónde? ¿Sólo pueden entrar quienes vayan a viajar?... ¿Cómo lo hago, si no tengo el billete, sino un sucio y cochino papel impreso con letrujas? Ah, supongo que en el mostrador donde se esconderán mi maleta me darán el billete...

Me han dicho que esté al menos una hora y media antes ¿Por qué? ¿Es que van a cambiar por sistema la hora de mi vuelo? ¿Es que me van a tener esperando? ¿Es que el gran hermano quiere muestras de mi ADN sacándolas del banco donde me estaré balanceando de los nervios antes de subir al avión?

Encontrar la puerta de embarque no será difícil (espero) ¿Qué me dejarán meter en el avión? Me han dicho que nada de líquido. Espero que me dejen meter el bolso, ¿no? ¿podré usar el MP3? ¿Y la DS? ¿Y el móvil? No es un vuelo demasiado largo, así que seguramente intente dormirme un poco, eso si el avión no me marea, ¡que no lo sé porque nunca he montado!

Una vez salga... ¿Dónde recojo mi maleta? ¿Cómo saben que soy yo su propietaria, y no una macarra robamaletas?

Bueno, respiro hondo y me atuso el pelo recién recortado. Findûs la histérica vuelve a calmarse.

¿Y qué pasa si pierdo el papelajo?

ACTUALIZADO: Níniel me ha dado unas instrucciones muy útiles, pero podéis aun así escribirme algún comment. Lo malo es que tengo el DNI caducado, y debido a un post de Merry, tengo miedito de que no me lo acepten en el mostrador... ¡Y de que no me dé tiempo a renovarlo! Níniel me recomienda (lo haré) que me saque el pasaporte, que dice que tarda unos días.

Findûs, que ahora os planta el vídeo de los Foo Fighters cuyo título es el de este post. A lo mejor si a mí me dieran un café como el del vídeo me relajaba un poco. ¿Algún consejo para la voladora novata?

Posted by Findûriel in , | 20.12.07 1 comment
Lo primero, el Meme de las canciones. En mi caso, elijo la discografía de Nirvana, que da para quince memes (o más si valieran los covers), para responder a las preguntas.

1. ¿Eres hombre o mujer?
About a Girl

2. Descríbete:
Hairspray Queen

3. ¿Qué sienten las personas acerca de ti?
Smells Like Teen Spirit

4. ¿Cómo describirías tu anterior relación sentimental?
Anorexorcist

5. Describe tu actual relación:
Love Buzz

6. ¿Dónde quisieras estar ahora?
Heart-shaped Box

7. ¿Cómo eres respecto al amor?
Scentless Apprentice

8. ¿Cómo es tu vida?
Turnaround

9. ¿Qué pedirías si tuvieras un solo deseo?
Talk to Me

10. Una frase sabia:
Come as You are.

11. Ahora despídete:
Endless, Nameless

Bueno, nominados como siempre aquellos que no lo hayan hecho antes...

Lo segundo, porque yo lo valgo, la foto de la suite que más me gusta del hotel donde estoy de prácticas... En persona es aún más faërica, más que nada porque las ventanas son de arcadas conopiales.
Una auténtica maravilla... y porque no véis los armarios indios tapizados, que son de verdad un lujazo...

Findûriel quien, aunque parezca mentira, no se lleva ni un duro de esta publi gratuíta... y que está hartilla de trabajar sin cobrar T_T
Posted by Findûriel in , , | 18.12.07 7 comments
Pues yo, ahora mismo a unos tres grados bajo cero. Bueno, si estuviera en la calle, y no enfrente del ordenador zampándome medio kebab de cordero (¡sin salsas ni tomate, buen señor!) y disfrutando de la calefacción.
Ayer era harina de otro costal. Ni siquiera la calefacción me salvaba de los seis grados bajo cero que había en la calle. Mother of the loving God... Sí me salvaron el edredón, la manta y las sábanas de franela. Esta mañana he tenido la primera vista de la sierra nevada. El comienzo de la subida a la sierra está a doce kilómetros del centro de la ciudad, pueden ustedes imaginarse las vistas que tenía una servidora desde su ventana del alfoz.
A la ciudad no ha llegado aún la nieve. Hace demasiado frío como para que nieve, aún estamos con las heladas. Pero en cuanto se suavicen las temperaturas, a resbalarse y llenarse los guantes de agua, de tanto lanzar bolas. A mil cien metros de altitud, es lo que toca.
Pero bueno, más helada me he quedado yo esta tarde, y mira que lo hacen todos los años, pero no me acostumbro.

Nieve en la sierra madrileña, lo dicen los informativos y los programas de tarde. Los habitantes de San Ildefonso ya están acostumbrados. Cuando anuncian nieve en la sierra madrileña, dicen con alborozo mamá, aún no nos toca, que sólo nieva en la sierra madrileña. Pero sacan las cadenas, porque tontos no son.

Mira que me tienen hartita con su egocentrismo...

Jardines de San Ildefonso nevados, con la Colegiata al fondo

Y lo mejor es cuando sacan esas imágenes en Madrid Directo y España Directo de la sierra madrileña (ejem, ejem... perdón) con las cámaras apostadas en la vertiente segoviana (más allá de la señal que así lo indica), o en el remonte de la estación de Navacerrada (Segovia), o en La Pinilla (Segovia) o en la zona de pinar del descenso (sí, Segovia de nuevo). Lo más gracioso (y nauseabundo para una servidora) es cuando sacan las bucólicas imágenes del pinar nevado y se ven los pueblos de la falda de la sierra segoviana, y ellos erre que erre con la sierra madrileña... No he visto aún NINGUNA imagen en lo alto de Navacerrada donde se muestre el lado madrileño, pero los segovianos no tenemos la culpa de que, por la mala gestión de los bosques de sus laderas, la parte madrileña esté llena de calvas y claros. Cuiden más el suelo de sus bosques y la plaga de procesionaria en otoño, y así el año que viene sacan la sierra madrileña de verdad...

Alguna vez sí, es verdad, se van al pueblo de Navacerrada (Madrid) que no está ni mucho menos en la cumbre, pero poco más.


Hasta la Mujer Muerta se queda helada...

En fin, que me ha dicho el médico que no me estrese, que me dan problemas gástricos y se me cae el pelo. Confío en que esta aplastante globali-madrileñización pare pronto, porque me veo con ochenta años contemplando el Acueducto de Madrid. Ya tengo bastante con la coletilla de 'a 100 kilómetros de...' como para aguantar más carretas...

Findûriel, viviendo en la Sierra Segoviana.
Posted by Findûriel in , , | 17.12.07 3 comments
Si te vas los árboles del parque
seguirán creciendo, pasará este otoño.
Se unirán dos nuevas soledades,
se dirán mentiras, seguiremos locos.
En el metro sonreirás dormido camino de clase
y yo como siempre quizá llegue tarde.
Seguiré cerrando bares y recuerdos,
no aprenderé nunca a retirarme a tiempo
Dormiré en las calles, quemaré otros fuegos.

La ciudad en tu ausencia seguirá creciendo,
devorando vidas, haciéndolas humo;
Otros cumplirán los planes que trazamos,
que aún no terminamos, haciéndolos suyos.
Seguirás llorando en algunos cines,
olvidando todo aquello que aprendiste,
Nacerán mil niños y nuevas canciones,
y quizás alguno, quizás, lleve tu nombre;
Nuevos simulacros, nuevas confesiones.

Tantas, tantas cosas seguirán pasando;
que quizá las cosas no nos cambien tanto.
Tantas, tantas cosas...

Pero si te vas estos días serán
esa sucia y vacía franja de playa
que queda cuando tú te has ido,
cuando el mar se aleja y la marea baja.
Yo estaré cansada, y quizá más vieja,
añorando esos días muertos...

Tantas, tantas cosas seguirán pasando;
que quizá las cosas no nos cambien tanto;
Tantas... tantas cosas...

(Versión del tema de I.Serrano, cuando aún hacía música decente. Da una penica cuando un cantautor se malogra convirtiéndose en rutina...)
Posted by Findûriel in , , , | 15.12.07 4 comments
Porque sólo Billy Corgan puede componer tamaña canción. Porque sólo él puede hacerte sentir halagada llamándote puta. Tributo a uno de mis grupos favoritos de la adolescencia: Smashing Pumpkins.

Serás perfecta, como yo...

It's you that I adore, you'll always be my whore Es a ti a quien adoro, siempre serás mi puta
You'll be the mother to my child, and a child to my heart Serás madre para mis hijos, y niña para mi corazón
We must never be apart Nunca deberíamos separarnos
We must never be apart Nunca deberíamos separarnos

Lovely girl Preciosa
you're the beauty in my world Eres la belleza de mi mundo
Without you there aren't reasons left to find Sin ti no tiene sentido buscar razones

And I'll pull your crooked teeth Tiraré de tus dientes torcidos
You'll be perfect just like me Serás perfecta, como yo
You'll be a lover in my bed, and a gun to my head Serás amante en mi lecho, y arma en mi sien
We must never be apart Nunca deberíamos separarnos
We must never be apart Nunca deberíamos separarnos

Lovely girl Preciosa
you're the murder in my world Eres el asesinato de mi mundo
Dressing coffins for the souls I've left behind Vistiendo ataúdes para las almas que he dejado atrás
Drinking mercury Bebiendo mercurio
To the mystery of all that you should ever leave behind Al misterio de todo lo que alguna vez quisiste dejar atrás
In time A tiempo

In you I see dirty, in you I count stars En tí me veo sucio, en tí cuento estrellas
In you I feel so pretty, in you I taste god En ti me veo tan hermoso, en ti saboreo a dios
In you I feel so hungry, in you I crash cars En ti me siento tan hambriento, en ti estrello coches
We must never be apart Nunca deberíamos separarnos

Drinking mercury Bebiendo mercurio
To the mystery of all that you should ever seek to find Al misterio de todo lo que alguna vez quisiste averiguar
Lovely girl, you're the murder in my world Preciosa, eres el asesinato en mi vida
Dressing coffins for the souls I've left behind Vistiendo ataúdes para las almas que he dejado atrás
In time A tiempo
We must never be apart Nunca deberíamos separarnos

And you'll always be my whore Y siempre serás mi puta
'cause you're the one that I adore porque tú eres quien adoro
And I'll pull your crooked teeth Y tiraré de tus dientes astillados
you'll be perfect just like me serás perfecta, como yo
In you I feel so dirty, in you I crash cars En ti me siento tan sucio, en ti estrello coches
In you I feel so pretty, in you I taste god En ti me siento tan hermoso, en ti saboreo a dios

We must never be apart... Nunca deberíamos separarnos...
Posted by Findûriel in , | 15.12.07 No comments
Hace dos años que escribí este texto. Acabo de encontrarlo en uno de mis cuadernos de textos aleatorios.
Era un ejercicio sobre la descripción de un indivíduo para la clase de Literatura Norteamericana del Siglo XX. Me sorprende la cantidad de cosas extrañas que salen de la pluma cuando se llevan unas cuatro horas escribiendo y creando sin parar. Tardes intensivas de exprimidor literario, eso eran los jueves y viernes de hace dos años. este texto lo escribí en una parada de bus, dedicado a un desconocido que se tomó la molestia de inspirar el aire de la helada bajo una farola.

Me recuerda las tareas que aún tengo que hacer para ComLit...

declarado el estado de emergencia, recién terminado el trabajo arcano, aquel que sueña entre suspiros se aleja de quien suspira en sueños. doce metros más abajo se detiene a oler la frescura de la noche, prendido en luciérnagas, con los párpados cerrados, suavemente, en un susurro inaudible. llena los pulmones de aire, haciendo ruido, sin casi mover el cuerpo, frunciendo levemente los labios, escondidos en el cuello del abrigo. sus dientes pequeños se entrechocan, gozosos en el hielo, enterrados en una piel tan blanca. su ronroneo queda ahogado en la lana, su placer se extiende hasta la punta de los dedos con un repentino escalofrío, que eriza el vello claro de la nuca, doliendo en las chispas. y se queda ahí, silente, tan bello en el frío que se vuelve intocable.

yo miro y me sonrío, y las tripas me bailan. me siento mutilada en las entrañas por tal visión, el estómago se me vuelve y me mareo. continúo mirando con las yemas temblorosas, con las ganas empujando para salir, con las cadenas que tintinean clavadas en la carne y los labios latiendo como fubu recién pescado. el recuerdo de su voz reverbera en mí, como en las oscuras lagunas donde se arrastran los peces de mi consciencia. su voz despierta mis sapos y espanta a las mariposas, que chocan contra los párpados, haciendo vibrar sus alas de cristal.

y la noche se extiende entre nosotros, sublime, profunda. traza sus sombras enredando las nuestras . surgen vacíos en los bolsillos, los guantes, las cuencas oculares. da el primer paso y se aleja, con sus dedos estremecidos, sus ronroneos, su sueño entre blancuras...
Posted by Findûriel in , , | 14.12.07 7 comments
Por fin tengo el cable de la cámara, y estoy subiendo los vídeos de la Mereth de los Muertos de Aragorn... ¡Que vaya temblando quien le corresponda!

Mientras tanto, cumpliendo una palabra que di (una palabra... ¿o una venganza?) allá va el primero de los vídeos.

Lo que yo dije, y ha dicho ya mucha gente: una pasada de canción.
Findûriel, convirtiendo y subiendo como una loca.
Posted by Findûriel in , | 13.12.07 8 comments
Además de fotos inéditas como estas que os he puesto antes, también existen las imágenes absurdas, que sólo llegan a tener significado para aquellos que las realizan y los seres retratados. Pueden ser estáticas (fotografías), dinámicas (vídeos) o sonoras (grabaciones). No importa si hablan del esperma de ballena, de la Cabalgata de las Valkyrias o de estabilar, porque siempre que las miramos nos sentimos poseedores de un pequeño secreto.

Hoy vamos a desvelar unos pocos, a ver qué os parecen... (again, si picáis encima se verán en grande)

No recuerdo quién fue la primera persona, quizá Yami o Níniel, o quizá no. Pero descubrimos que esta calle de Segovia lleva el pintoresco nombre de Calle de la Parra. Desde entonces, cada turista que se aventura dentro de las fronteras de mi ciudad y pasa cerca de esta esquina, debe cumplir con el deber de hacerse la foto de estar en la parra. Tengo ya tres: una con Yami y Níniel, otra con dos amigas madrileñas (Mónica y Laura) y con dos chiquillos norteamericanos (Sean y Ben), y la tercera esta. Yami y Balin vinieron a verme mientras estaba de prácticas en el Alcázar de Segovia, y luego nos fuimos a merendar al Momo (un bar chulísimo). Nos topamos con tan insigne esquina, y junto a Xavi (amigo pamplonés de Yami) se hicieron la foto de estando en la parra. ¡Gracias por contribuir a la colección!

Esta foto inaugura la sección culinaria de fotos del absurdo. Estábamos ya en el último día de la Mereth Aderthad de Himring 2007, y quería repetir de colacao. Hinuden, inocente él, quería servirse un café. Pero de repente algo nos deslumbró y paralizó, impidiendonos saciar nuestra glotonería... un paquete de cereales estratégicamente colocado en el mostrador nos atrajo con su magnetismo... y en extrañas letras, el nombre del que sería desde entonces nuestro único y supremo ídolo: ChocoSelva.
Tras una profunda y sesuda disertación teológica sobre tan magno misterio (¿qué escondía ese nombre? ¿era tan salvaje, tan insondable, el sabor de aquel paquete de cereales que recibía tal denominación? ¿qué es el ser, qué es la esencia?), decidimos adorar a la ChocoSelva. Y esta es la foto en que Hinuden adora a la ChocoSelva.

Volviendo a la mesa del desayuno, estas dos paridas. A la izquierda, foto del gocho de Mati, que había puesto perdida la mesa y la bandeja con tan sólo un desayuno (qué será a la hora de comer, mamma mía). Le dije 'agáchate para aparecer en la foto', y en el brillo desvaído de sus ojos podemos ver los efectos de una intemporal en la salud de los estelconeros.
Y a la derecha, la perfecta y sublime imitación de una picadora de carne por parte de Altáriel. Creo que eran galletas, pero dice que con sobaos sale más consistente. En este movimiento, oscarizable y puntuable con un 9,8 sobre 10, vemos el efecto de la cremosidad chorrismiálica. Es perjudicial para la salud de todos aquellos que no hayan visto al menos una vez en la vida La maldición de Tolkien (ya en venta por correo, razón: Lindon)

Aquí está mi señor padre en la conocida como foto del clon de Homer. Sí, señores, quien sobra en esta composición es Homer, podríamos haber puesto a Marge y Lisa en el lugar izquierdo de la escultura y la familia estaría completa.
Mi padre adora a Homer. Su diálogo favorito de los Simpson es:
Camarero: - ¿Y de beber?
Homer: - Albóndigas.
Mi papi no bebe albóndigas, pero le echa mayonesa a los calamares en su tinta. También se hace bocadillos de macarrones y de sopa (créanme, ¡de sopa!), y su dicho respecto a esto es '¡Qué más da! Si se va a mezclar en el estómago'

Para rematar esta serie (que seguramente traerá secuelas, y no sólo psicológicas) un vídeo, digno integrante de estas situaciones.

Besos!
Findûriel, pensando cuál es la izquierda de la izquierda. ¿La derecha central?
Posted by Findûriel in , | 11.12.07 7 comments

Porque en los tiempos en que llevaba la cámara analógica a las merith también salieron grandes fotos, sí señor... (si picáis encima las veréis enormes)

Aquí estamos practicando Judo Mortal Balin y yo. La verdad es que aquella tarde en la EstelCon de Gondolin (la del segundo día) nos la pasamos Balin, Yami y yo haciendo el loco, el bestia y el vago. No habíamos dormido nada de nada por la noche (haciendo la guerrilla a Umbar) y el par de horas que descansamos por la mañana tampoco nos sirvió para gran cosa.

En la foto se ve que llevo una clarísima ventaja contra este sucio enano comanche, aunque aquello no me salvó de volver a casa con los brazos llenos de cardenales, sobre todo por los pellizcos letales de Yami. Las siguientes fotos nos muestran vergonzosamente dormidos, así que mejor no ponerlas. Pero los colores de la pradera de Lekaroz eran impresionantes.


Nuestra primera partida estelconera de Munchkin, aunque lo que sostiene Kalrûth en las manos sea una baraja de las cartas de Harry Potter que Balin juraba eran de su hermana (creo que le daba vergüencilla decir que eran suyas). El Munchkin lo sostiene Boromir (el que está de pie), que no contento con hablarnos del Munchkin Eressëano, nos desafió a una partida y tuvo la osadía de ganarnos. Desde entonces Belegurth (primero por la izquierda) le debe una revancha, pues no volvieron a coincidir en ninguna mereth ni estelcon.

Para no romper mi leyenda negra, me entró el Pato del Apocalipsis, cómo no. Tengo más fotos de los traidores que osamos jugar Munchkin, incluso una en la que aparece Telchar, pero sólo las mostraré bajo chantaje.


Esta es la primera foto que me hice en una Cena de Gala de una estelcon, y la segunda que me haría de gala en sí. Mi primera mereth fue la Makarrondë 2004, donde estrené mi traje bordado (el de la foto). En esta cena estrenaba la camisa.

En aquella estelcon conocí gente maravillosa como los que aparecen en la foto conmigo. Como Fearoth (izquierda) mi pareja en el Taller de Bailes. Si os fijáis en su altura sabréis que cuando tocaba pasar por debajo de su brazo dando vueltas, realmente mis hombros estaban a la altura de ¡su cintura!. Todo lo que tiene de enorme lo tiene de pedazo de pan. Me gustaría reencontrarme con él en algún evento.

Boromir, a quien he seguido viendo en estelcones y merith, aunque se tenga que desplazar desde Tol Eressëa (Baleares). Me lo presentó Amras, a quien conocí por mail, ya que lo cité en mi trabajo sobre las Eddas y poco le hace falta para ponerse a hablar y bromear. Casi tan poco como a Boromir, que en este momento vuela de vuelta a su isla, su coche, su casa y su ordenador desde Madrid, donde ha tenido el gesto de compartir conmigo la celebración de la Cena de Númenor, y que me ganó al Gardens pero no al Coloretto (aunque aún no en el Munchkin, ¡eso queda pendiente, bicho!). A ver si otra vez competimos menos adormilados.

Y Belegurth a la derecha, con quien me hablo de forma semiindirecta desde aquella estelcon, pero de quien me consta que pronto nos veremos y que me recibirá con el mismo cariño, estoy segura. Viajamos de vuelta en el Hammobus, y se nos gafó la cámara, que no nos quería hacer ninguna foto juntos en ese viaje; pero al fin lo conseguí. Si quieres la foto te la envío, chiquillo.


Y no puedo terminar este post sin colgar esta PEDAZO DE FOTO. Señoras, recojan su ropa interior y lánzensela a estos buenos mozos. Los hammelgos más sexy de la historia del smial, sólo para ustedes.
Esta foto se tomó cerca de las tres de la mañana, mientras tratábamos de ensayar la Actividad Sorpresa de la mereth. Merry se supone que era Tom Bombadil (con el sombrero azul y la pluma amarilla), pero dudo de que Tom pudiera poner esos morritos y esa postura irresistible sin que Baya de Oro se pusiera a temblar y echar vapor.
En el centro, elevado sobre los demás, el segundo clasificado de Míster DraCon, el caballero Estendur, que estuvo completamente irresistible de Hombre Verde. Su mujer estaba detrás, vigilando que las féminas no se volviesen locas con su hombre.
Y a la derecha el epítome del Hombre Sombra, Finceleb, cuya mirada tiene graves efectos para la salud femenina (sobre todo en esta foto). Y más guapetorrón estaba en su danza con Níniel, que dejó a todos los espectadores patidifusos. ¡Finceleb was on fire!

Besos desde el ordenador del salón (que tiene escáner)
Findûriel, shiny happy.
Posted by Findûriel in , , | 10.12.07 4 comments
Ayer puse a Dylan, aún no sé muy bien por qué... quizá porque aún aquella canción de Dylan pertenecía a la época verdaderamente folk de Bob.

Una de las canciones que más me gusta de Dylan es Subterranean Homesick Blues, y sé que soy incapaz de aprendermela de memoria. Está llena de frases al azar (¿o no?) e impregnada del realismo sucio que se encontraba en muchos de los escritores de la época, que flotaba desde las alcantarillas, que escupía amargura y medias sonrisas en las calles.
Pues bien, el vídeo musical de esta canción es una verdadera obra de arte. Si entendéis bien el inglés de este cantante taaan nasal, podréis encontrar los errores en los carteles que va arrojando. Es un juego divertido.

Más divertido aún es el motivo de este post. Weird Al Jankovic (músico y humorista norteamericano) construyó una parodia de este tema a base de palíndromos (para quien no lo sepa, los palíndromos son palabras o frases que se leen igual del derecho que del revés) como el que he puesto en el título llamada Bob, cuyo videoclip también es una parodia del de Dylan:


Pero no os perdáis otros de sus vídeos como Eat It (parodia del Beat It de Michael Jackson), Fat (parodia de Bad, el vídeo con el mejor conjunto coreográfico que he visto nunca) o Smells Like Nirvana (parodia del Smells Like Teen Spirit de Nirvana, of course) ¡Cuidado con los pogos en este último!

Besos, Findusuki music.

----------------------------------------------------------------

En otro orden de cosas, he añadido un banner a la derecha... ¡¡LA CUENTA ATRÁS ESTÁ ACTIVADA!! Qué ganas de ver esta peli PERO YA...

Posted by Findûriel in , , , | 9.12.07 5 comments
Este fin de semana he disfrutado como una enana de la celebración de los diez años del smial de Númenor de la Sociedad Tolkien Española. Nos reunimos un montón, como una tropa de orcos, para comer y beber como hobbits y recordar viejos tiempos como edain.

Nos reunimos a las ocho y media de la (gélida) tarde en la parada de Metro de Aluche. Entre pitos y flautas, númenóreanos, embajadores y hammelgos, agregados, viejos amigos y nuevos miembros nos juntamos unos 50 en el restaurante. Muchos más de los esperados por la organización, ya que la convocatoria tuvo un atractivo especial esta vez.

En el restaurante nos pusimos gochos de comida (¡diez menús de cinco personas!), y hablamos hasta que las gargantas necesitaron de bebida fresquita. Pero todo esto, claro está, después del obligado brindis hacia el oeste por Númenor y los amigos ausentes.

El postre nos esperaba en el centro cultural Trece Rosas, donde fuimos andandito a bajar la comida. Tuvimos té, bizcocho, cosas inclasificables de chocolate, y mucho humor y buen rollo. Comenzamos entonces el reparto del Mathom Invisible. Yo llevé a Ka-Phârazon, el fastitocalon del oeste, que lleva en su concha la isla de Númenor; recibí a cambio de manos de Meneldil (¡guapo!) un libro de historias de La Rosa de los Vientos, programa de Onda Cero al que uno de mis hermanos ha sido muy asíduo, libro que he comenzado hace un rato en el bus. Los mathom, de todo tipo, pero muchos muy currados y algunos verdaderamente impresionantes (como los póster de Alda y Ranandil, con el mapa de Númenor y el rostro de Tolkien hechos con fotos de los diez años del smial; o la lámpara que Míriel le entregó a Balin, que al encenderse deja pasar la luz por las Puertas de Moria).

Después de que todo el mundo se hubiera enseñado mutuamente los regalos y hubiera departido un rato, nos mostraron un mini-avance del DVD de la EstelCon de Himring, que sirvió para que volviéramos por un momento a aquellos días. Distinguieron a Ranandil con un título nobiliario por su talento artesano en este evento, y después perpetraron un pase de cortos con Las aventuras del Capitán Anadûnê y el más reciente Amigo Trancos, sólo tú encuentras leña.

Una servidora paseó un poco más saludando amigos, compartiendo visiones, pero ya era tarde. Me despedí de mi prima Silmaril, que había hecho el esfuerzo de acercarse al evento e incluso de disfrazarse y que también disfrutó una barbaridad; recogí el mathom del evento (un candelero muy bonito de cristal con 'Númenor' escrito en brillante alrededor, y que estuve a punto de mangar antes de saber que era el mathom); achuché a gentecilla como Arthedain, Drau, Erendis o Meneldil (que os quiero, figuras!) y se marchó para casita porque hacía un frío que pelaba.

(¡Ah! Gracias, Tharkas y Míriel por ofreceros a acercarnos a por el taxi. Y gracias a Ranandil por estar atento a la repentina descarga del coche de Tharkas y acercarnos a su vez)

Así que hoy, con muy poquitas horas de sueño, guardo la hojita que me dieron, el candelero, el libro (no muy lejos) y deshago la bolsa de equipaje con un poco de nostalgia. Todo esto sumado a que Hammo aportó un nutrido grupo, y que Yami y Nini no pararon de darme la brasa... ¡Gracias, chicas y costillas!

Findûriel, bostezando, desperezándose y escuchando una canción de Dylan que necesitaba ahora mismo.

Posted by Findûriel in , , | 6.12.07 7 comments
No, este post no va sobre informática, ni sobre chismes, aunque podría. Sino sobre un grupo que se llama precisamente así, Tripod.
Su single Gonna Make you Happy Tonight la verdad es que me vuelve loca. Espero que también os volváis locos vosotros, aunque os recomiendo que estéis sentados cuando lo veáis y que si estáis bebiendo, dejadlo ahora mismo porque podríais poner la pantalla perdida de bebida...

Este vídeo es para aquellos que os tronchásteis con el Canon de Pachelbel en versión monólogo. Pero os recomiendo dos canciones más de los Tripod: Krap Karate y Comic Shop. Hale, a reírse un rato, que me voy el fin de semana a olvidar que he terminado en el Alcázar... buh, buh...

Findûriel, fuera de la Torre Blanca.
Posted by Findûriel in | 4.12.07 7 comments
Así es como se llama en castellano el nuevo Munchkin 4, que tengo entre mis manos en este momento. El nombre le viene dado por un nuevo elemento en el juego: las Monturas. Las hay de todo tipo, desde una Tortuga (-1 a huir, pero +1 objeto grande y +2 cartas en mano) hasta un Gerbo Gigante Mutante (esquiva trampas y maldiciones con tirada de 5 o 6). Estas monturas pueden sufrir también maldiciones (como tener que cocinarlas para dar de comer a la tropa).

Se incluyen nuevos mayordomos, con la novedad de ser +algo para las clases, y que muchos pueden llevar y usar objetos que pertenezcan a esas clases (como otro guerrero adicional, no como la sirvienta o el escudero normales). Cabe destacar el Escudero de Rebajas, que es completamente inútil excepto para sacrificarlo en la huída, y el tándem formado por la Escudera Maciza (para hombres) y el Escudero Felino Atractivo (sólo para mujeres).

Como siempre, nuevas cartas hilarantes como el Collar del Cabreo (título, para escuderos), la Llamada del Apareamiento (hechizo, para atraer la montura de otro), los Arcanos Pieses del Hedor Aniquilador (arma, +2) o la Tabla de Multiplicar Heridas (arma, +2).

El bicho más aterrador, la Araña Diminutita (+2 contra personajes femeninos), de nivel 1, pero cuyo mal rollo es: te da un mordisquito diminutito, y MUERES.

En cuanto mi hermano mayor termine de comer, aquí hay pique...

¡Ah! ¡por cierto! También hemos comprado el Chez Geek 2, y una edición del Bang! muy chula, en un estuche que simula una bala, y que además de tener el juego con todas sus ampliaciones trae una stella da sceriffo.
Posted by Findûriel in | 3.12.07 1 comment
Evelyn llegó al estanque sin aliento. Algo mágico, un humo invisible, flotaba en el agua. Lo miró ansiosamente y se sintió inundada por una sensación de cercanía. No podía saber si se trataba de un objeto o de un acontecimiento, pero era algo que estaba muy cerca, y lo saludó gozosamente. Corrió hacia el borde del agua y extendió las manos.

Las aguas se agitaron en la superficie del estanque, y un hombre apareció entre los tallos de los acebos y se arrastró jadeante hacia la orilla, mirando a Evelyn. Era ancho y chato, con la carne cubierta de rasguños y las manos entumecidas y arrugadas por el agua. Parecía débil y agotado. Unos jirones de ropa colgaban sobre él aquí y allá, sin cubrirlo.

Evelyn, hechizada, se inclinó hacia él y otra vez la llamada surgió en olas de soledad, esperanza y deseo, alegría y compasión. No estaba sorprendida ni asustada, sólo asombrada. Ambos se habían comunicado durante días enteros y sus silenciosas radiaciones se alcanzaban ahora mutuamente, mezclandose, uniéndose y confundiéndose. Silenciosamente vivieron el uno en el otro, y luego Evelyn se dobló y lo tocó, le tocó el cuerpo y el pelo áspero.

El idiota tembló violentamente, y sacudiéndose salió del agua. Evelyn se dejó caer a su lado. Se sentaron juntos, y los ojos de la muchacha por fin se encontraron con aquellos ojos. La mirada del idiota parecía dilatarse y llenar el aire. Evelyn, llorando de alegría, se hundió en esa mirada, deseando vivir en ella, quizá morir en ella, o ser por lo menos parte de ella.

Evelyn no había hablado nunca con un hombre y el idiota no había hablado con nadie. Ella no sabía lo que era un beso, y para él lo que podía haber visto carecía de sentido. Pero conocían algo mejor. Se quedaron quietos y juntos. Evelyn apoyó una mano en el hombro del idiota y sus corrientes interiores fluyeron, entrecruzándose.

No alcanzaron a oír los pasos resueltos del señor Kew, ni su respiración jadeante, ni su terrible grito de hombre ultrajado. Absortos en sí mismos nada advirtieron hasta que el señor Kew saltó sobre ellos, alzó a Evelyn en sus brazos y la arrojó hacia atrás, sin mirar dónde ni cómo había caído. El señor Kew, inmóvil, de pie junto al idiota, lo observó fijamente. Abrió los pálidos labios y emitió otra vez aquel terrible sonido. Y en seguida levantó el látigo.

El idiota estaba tan deslumbrado que no sintió el primer golpe ni el segundo, aunque su carne empapada, arañada y golpeada se abrió y sangró. Echado en el suelo, seguía mirando el sitio vacío donde habían estado los ojos de Evelyn (...)

(Theodore Sturgeon. Mañana la segunda parte)

Para el Rondador Nocturno, por aguantarme hasta las mil.
Posted by Findûriel in , | 2.12.07 6 comments
Sé que muchos de vosotros disfrutaréis del puente del día 6. No es mi caso, al menos en parte. Porque esta tarde el jefe me ha dicho que ya que trabajo el 6, y que me he comido tooooodos los puentes desde Octubre de arriba a abajo, ME DEJA EL DÍA LIBRE EL 7.

Así que el planazo consiste en lo siguiente:

1. Viviendo o estando en Madrid: se coge vd el metro o bus hasta el Paseo de la Florida (Estación de Metro 'Príncipe Pío'), donde se encuentran las dársenas de La Sepulvedana (1 hora de trayecto), o bien se toma el tren en Chamartín o Atocha en dirección Segovia (2 horas de trayecto)

Viviendo o estando en Salamanca: se toma el autobús de línea de Segotouring (2 horas de trayecto)

Viviendo o estando en Valladolid: se toma en la estación de autobuses Linecar hacia Segovia (2 horas de trayecto)

2. Se monta vd en el medio de transporte. Disfruta dentro de lo que cabe del viaje, observando pintorescas urbanizaciones hasta que penetra en el territorio segoviano. Los pinos y las vacas le darán la bienvenida, entre kilómetros de terreno sembrado y llanuras espectaculares.

3. Arriba usted en la Estación (de autobuses o de tren). Es usted recibido por la ínclita Findûriel, quien le ofrece un segundo desayuno.

4. Tras este piscolabis, se inicia una ruta guiada por la ciudad incluyendo la santísima trinidad del Patrimonio segoviano: Acueducto romano (2000 años), Catedral (cerca de 500 años) y Alcázar (1000 años con basamentos de 2000). Esta ruta se oferta en variante 'guía oficial' por 25 euros, pero si se fía de Findûriel, le saldrá gratis.

5. Comida en lugar a elegir.

6. Entrada en el Alcázar de Segovia, con guía de la misma hobbita. Paseo por los rincones más peculiares de la ciudad.

7. Como hará frío por la tarde, merienda en algún café, tetería o similar. Ponche segoviano opcional.

8. Paseo de vuelta y cierre de la visita, aunque tengo planeado ir a Madrid el viernes por la tarde, pero son planes móviles dependiendo de las noticias que me lleguen esta semana.

¿Planazo o no? Menos da un sillar del Acueducto, amos...
Findûriel. Su plano, gracias.
Posted by Findûriel in | 1.12.07 5 comments
Hala, para celebrar que esta niña tiene un par de arrestos, voy a hacer su test tontuno.

CAL Y ARENA

-NADA MÁS LEVANTARME: Me pregunto dónde estará la ropa que tiré el día anterior. Gruño un poquito, enciendo la tele y maldigo la mañana. Se me pasa en 6,5 segundos.

- AL ACOSTARME: Suelo poner algo en la tele o música hasta que me duermo. Me quito los pendientes, el reloj y el anillo, y me acurruco como una habita bajo el edredón.

- ANTES DE SALIR DE CASA: Me pregunto si llevo el bonobús. Me contesto cuando ya el bus está delante. Contraproducente, of course, pero la vida tiene esas maravillosas sorpresas.

- AL LLEGAR A CASA: Saludar a la family y besar a mi mami. Quitarme al menos una prenda de ropa para sentirme en casa. Tirar el bolso donde no lo encontraré hasta 2,6 segundos antes de salir por la puerta pitando porque se me va el bus.

- CUANDO ME QUEDO SOLA EN CASA: Me hago comidita japonesa. Veo DVDs. Me hago la manicura y juego con el loro o con la XBox, lo que me pille más cerca.

- CUANDO VIENEN VISITAS A CASA: Me pongo de los nervios, más si son sin avisar. Me empeño en mostrarles mi última artesanía, mi último regalo. Como patatas fritas con ellos.

- LAS CERMONIAS/CELEBRACIONES FAMILIARES: Adoro a mi familia y me llevo genial con todo el mundo, aunque a la mayoría de la gente no le gusten, a mí me encantan. Si tengo que ir arreglada (boda, comunión...) hago el gamberro hasta que se olvidan de mis trapitos y me hacen olvidarme de ellos, tan formal todo, qué rollo.

- LOS PARAJES AL AIRE LIBRE: Me aturden, me emocionan, me sobrepasan y luego me suelen picar. El campo sin bichos no es campo. ¡Ah! Y mientras me rasco las erupciones me da un hambre tremenda.

- LOS SITIOS CERRADOS: Si son propensos al acurrucamiento y a vegetar, me encantan. Si son museos, me terminan poniendo nerviosa si son demasiado extensos. Si es mi habitación, me dan pereza. Si es la casa de alguien, curiosidad. Y si son un coche, tengo que desconectar para no marearme.

- TRABAJAR: Me gusta poner todo el corazón en el trabajo. Eso hace que en cuanto hay un trabajo en equipo en que alguien no pone entusiasmo ni esfuerzo, me enfade bastante. Me pringo en casi todo, y no me da miedo nada.

- MIS VICIOS: Las aceitunas, la DS, pelar naranjas muy despacito haciendo formas raras. El hipo, aunque luego me dé dolor. Que me hagan cosquillas en la espalda con la punta de los dedos.

- MIS VIRTUDES: Suelo aportar ideas cuando hace falta. Soy potencialmente bienintencionada. Soy muy risueña, y positiva. Pongo el corazón en todo lo que hago. Siempre estoy dispuesta a aprender.

- MIS AMIGOS: La leche en verso. Los hay de todos los colores, sabores y texturas. Siempre hay alguien muy especial, por supuesto, pero esa es la salsa de la vida.

- MIS ENEMIGOS: Mis enemigos de verdad son gente envidiosa que siempre han conseguido hacerme daño. No creo en el perdón para ellos, aunque suene duro. No soy una persona que se enfade con facilidad, pero cuando han levantado falso testimonio sobre mí, o han llegado a causarme dolor moral y físico, no existen más.

- SOY VALIENTE A LA HORA DE: Plantearme nuevos retos. Sufrir dolor voluntario. Estudiar y dejarme la vida en un objetivo académico o laboral. Escuchar noticias terribles, hacer de la fuerte; soy muy llorona, pero en esos momentos soy capaz de enfrentarme con firmeza a situaciones límite.

- SOY COBARDE A LA HORA DE: Enfrentarme a las vacas. Decirle a alguien que lo quiero, que estoy enamorada. Creerme que me quieren. Estar enferma en caso de que se pierda la consciencia. Vomitar.

Hale, que nos compre quien nos entienda, A.K.A. que lo haga quien lo quiera.
Posted by Findûriel in , | 30.11.07 No comments
Si alguien supo leer en los soldados, fueran del signo que fueran, defendieran la bandera que defendieran, fue Buffy Sainte-Marie. Hoy he debido oír esta canción unas diez veces, porque la verdad es que es impresionante. No me extraña que la llamen El himno del pacifismo...
Esta canción se llama Universal Soldier, y seguramente más de uno la conocéis por la versión de Donovan. Sin desmerecerla, me quedo con la versión original de esta cantautora a la que adoro.

He's five feet two and he's six feet four - He fights with missiles and with spears
Mide cinco pies con dos, y seis pies con cuatro - lucha con misiles y lanzas
He's all of 31 and he's only 17 - He's been a soldier for a thousand years

Tiene ya 31, y aún tiene sólo 17 - Ha sido soldado durante mil años

He's a Catholic, a Hindu, an atheist, a Jain, - a Buddhist and a Baptist and a Jew

Es católico, hindú, ateo, jainista - budista, baptista y judío
and he knows he shouldn't kill and he knows he always will

y sabe que no debería matar, y sabe que siempre lo hará
kill you for me my friend and me for you

Matarte por mí, amigo mío, y matarme por ti

And he's fighting for Canada, he's fighting for France, - he's fighting for the USA,

Y lucha por Canadá, lucha por Francia - Lucha por los EEUU
and he's fighting for the Russians, and he's fighting for Japan,

Y lucha por los rusos, y lucha por Japón
and he thinks we'll put an end to war this way

Y piensa que así terminaremos con la guerra

And he's fighting for Democracy or fighting for the Reds - He says it's for the peace of all

Y lucha por la democracia o lucha por los rojos - dice que es por la paz de todos
He's the one who must decide who's to live and who's to die

Es él quien debe decidir quién vive y quién muere
and he never sees the writing on the wall

Y nunca presta atención a la frase en la pared

But without him how would Hitler have condemned him at Dachau

Pero sin él como podría Hitler haberles condenado en Dachau
Without him Caesar would have stood alone

Sin él César hubiera estado solo
He's the one who gives his body as a weapon in a war - and without him all this killing can't go on

Él es quien da su cuerpo como arma en la guerra - y sin él no podríamos seguir con los asesinatos

He's the universal soldier and he really is to blame

Él es el soldado universal y es a él a quien culpamos
His orders come from far away no more

Sus órdenes ya no vienen de alguien remoto
They come from him, and you, and me - and brothers can't you see

Vienen de él, de ti y de mí - y, hermanos, ¿acaso no veis
this is not the way we put an end to war...

que este no es el camino para acabar con la guerra?...

Hay un dato curioso. He encontrado que hay una versión en euskera de esta canción titulada Ekaitza, por parte de Benito Lertxundi, en cuyo disco NO aparece el nombre de Buffy Sainte-Marie como autora. Curioso y punible, por cierto.
Posted by Findûriel in , , | 29.11.07 7 comments
¡Esos Angwen!


La pedazo de cantante Celébnar nos dejó haciendo los cuernos una hora después. Había que vernos cantando el lamento sindar mientras nos forzábamos el brazo hacia abajo, como Peter Sellers en Teléfono Rojo...


Y como todo buen grupo que se precie, tenéis a vuestras groupies y fans. Yo colgaré en el cabecero de mi cama al jodidamente sexy Tindomeréndil... Me he quedado sin saber si tus ojos son así de espectaculares cuando no llevas lentillas. ¡Eres la Liz Taylor del heavy!


Besos a los ithilienses, en especial a Celébnar por sus fotos de mathom (nenaaaaaaaa) y a aquellos que aguantaron la Atemporal y le pusieron ofrendas a Cúrumo... ¡Sé que existen fotos de nuestro ídolo rodeado de bolsitas de té! ¡Las quiero ya!
Posted by Findûriel in | 28.11.07 4 comments
Pero qué grima, por Eru...

De vez en cuando te cruzas con uno. Parecen una raza aparte. Desde el primer momento en que intercambias una palabra con él, sabes que es uno de ellos. Lo peor es cuando no puedes huír, por mucho que lo desees, porque el deber te ata temporalmente a aguantarlo.

El primer comentario suele llevar palabras como 'morenaaa' o 'preciosaaa' acompañadas de repugnantes caídas de ojos. Y eso que voy tapada como una puñetera seglar, que si llevase menos ropa, no sé qué sería de mí. Si es que me falta el rosario para parecer una monja, leñe.
Más tarde intenta tocarte, aunque sea con el hombro, o rozarte al pasar por las puertas... kimochiwarui... si es que se me ponen los pelos como escarpias sólo de recordarlo... yo, que no aguanto que nadie desconocido y menos de esa calaña se me refrote en las puertas y los pasillos...

Y lo peor es cuando te lo encuentras día tras día en el autobús urbano, y parece que entra detrás de ti aposta, para sentarse a tu lado, porque casualmente no hay nadie sentado solo para que su silenciosa compañía te libere del baboso. Y ni hablar de quedarte de pie, porque parece que está esperando los baches, el muy anormal, con los ojos fijos en ti.
Bueno, suspiras y te sientas, hoy no está en la parada. Pero está en la siguiente. Me cago en la leche que mamó Beethoven... sube y se sienta a tu lado. Piensas en comprarte un maniquí, como Bukowski, y sentártelo al lado en el bus. Te calzas el MP3 y te aíslas del mundo.

Pero lo que no aguanto, lo que me hace escalar la náusea por el esófago, es cuando se hace el dormido y te apoya la cabeza en el hombro aprovechando una curva. ¡WAAAAAAGH! ¡NO PUEDO CON ESO! Cualquiera que lo haya intentado de mis conocidos habrá sufrido mi famoso gruñido borde '¡no te me acurruques!' con los dedos y el ánimo crispados. Sólo permito a muy contadísimas personas, casi todas familia y mis mejores amigas, a quedarse recostadas en mi hombro. Me da una grima que te pasas. Por Eru, que alguien se lo lleve y le dé unos electroshocks...

Findûriel, hartita del pesado de las nueve y media de la mañana.
Posted by Findûriel in , , | 27.11.07 1 comment
Te busqué cuando llegué a Pelargir y allí estabas. Me recibiste con un abrazo, un apretón fuerte de los brazos amigos que siempre me habían hablado de calor.

Compartimos risas, comida, achuchones y canciones. Te reíste conmigo, me reí contigo y, por qué no decirlo, de ti. Es que hicimos el payaso una barbaridad. Hacía bueno, aunque te empeñabas en encogerte contra las brisillas de Pelargir.

Vi el lago al día siguiente, porque al llegar estaba tan oscuro que no se sabía qué secretos guardaban las sombras del puerto. Deshice la maleta ese mismo día, porque necesitaba sacar las galas. No recuerdo si tú las llevabas aquella noche, porque todos resplandecimos juntos bajo la luz de esas lámparas tan hermosas. Además nos reímos tanto que los ojos nos chispeaban. Quizá cuando mire las fotos, los vídeos, pueda comprobarlo.

Se hacía de noche sin notarlo. Me veías correr cuesta arriba, cuesta abajo, y no decías nada, aunque te vi vigilar mis pasos vacilantes mientras me olvidaba de la llave una y otra vez. Bebimos juntos, no sé si brindamos alguna vez, pero sí te vi muy cerca, entonando los mismos sones que yo. Algunos heroicos, otros absurdos, y otros (por qué no decirlo) completamente embriagados. Fuera del tiempo, a mucha distancia del mundo conocido, rodeados de unas fronteras de caminos angostos y gigantescas vacas Pelargirenses, nos volvimos hacia nosotros mismos y te vi. Por primera vez, por segunda vez, por decimocuarta. Pero te vi.

Eso es lo grande de las merith. Que estamos juntos, muy juntos, casi casi hasta que podemos contarnos las pestañas. Y eso fue lo grande de Pelargir, que fuimos una familia, una tribu, un mundo en miniatura, constantemente asombrados por el devenir de la historia a nuestro alrededor. Por el desarrollo de nuestra propia eternidad.

Del mismo modo me despediste, con una presa sincera y llena de atenciones hasta el final. Aunque es un 'hasta luego', ¿verdad?

Gracias por compartirlo conmigo. Sí, tú, sabes quién eres.

¿O no? ;)

Findûriel, incapaz en este momento de escribir una crónica. Post literario para quien quiera.
Posted by Findûriel in , | 21.11.07 2 comments
Puede que no escriba en unos cuantos días, porque me voy de Mereth a Sevilla, concretamente a esta mereth (yokatta!!), pero no podía dejar de hablar de este tema.

El 22 de diciembre se abrirá definitivamente la línea de Alta Velocidad Madrid-Barcelona. El tramo que recorre Madrid-Segovia-Valladolid, que irá más tarde a lugares como Bilbao, Gijón o Santander, se ha inaugurado esta semana pasada, con aspavientos, celebraciones y confusiones.

La estación está situada en un paraje segoviano, a unos 3 km de mi casa, que se llama Juarrillos. La carretera no está preparada, así como tampoco prepararon cuando hicieron la AP61 un puente para los romeros de la ermita de Juarrillos, advocada a San Antonio de Padua. Tuvieron que hacer (mal) este puente unos meses después debido al peso de la tradición que tiene la Romería de Juarrillos el día de San Juan. Pero es una auténtica vergüenza cómo lo dejaron todo, el puente es estrechísimo y el camino lo revolvieron y se llena de barros a la mínima.

Como en todas las romerías, se camina. Se va al alba a la misa de San Antonio, con posterior comida y procesión a las cinco de la tarde, donde se canta su popular romance de los pajaritos. Algo muy peculiar de esta celebración es que en ella se bailan la Rueda y las Seguidillas (baile muy famoso porque con la vigorosidad de la danza y sus saltos era cuando los mozos podían ver los picos de las enaguas a las mozas) y que, seguidamente, tras una noche de celebración, el sol sale dando vueltas.

¿Habíais oído algo parecido? ;)

La historia de Juarrillos es bastante triste. Durante la Guerra Civil española al pueblo que ostentaba el nombre de Juarrillos desapareció debido a los constantes y cruentos bombardeos. Tanto, tanto, que no queda ni una mísera pared en pie. Sus habitantes fueron o aniquilados o emigrados a otros lugares. Tan sólo resiste la ermita, incólume y con sus leyendas mágicas y humildes, a la que nos acercamos de vez en cuando, bien de romería, bien a coger moras y perifollos.

Pero parece que Juarrillos, con toda su tradición y toda su triste historia, no es un nombre apropiado para una cochina estación de tren.


A alguien, no sabría decir quién, se le ha ocurrido que la estación se llame Guiomar, en recuerdo de una amante madrileña de Machado. Muchos segovianos nos preguntamos el por qué de esta decisión. Machado vivió en Segovia, y dio clases de francés, pero ¿Qué tenían de malo, por ejemplo: Blas Zambrano, Lecea, Colmenares, el Arcipreste o Quevedo, que al menos dedicaron unos sus vidas, otros sus líneas, a Segovia? ¿Qué tiene que ver una señora madrileña, por cierto bastante soberbia, prepotente y narcisista, con la tierra de Segovia, que ni vivía en esta ciudad?

¿Qué tiene de malo el humilde nombre de Juarrillos, el paraje donde se enclava la estación?

Ea, al final pasará lo que pasa muchas veces (y ojalá, pero qué pena): que los segovianos la seguiremos llamando la Estación de Juarrillos. Y a mucha honra, por cierto. A mucha honra.
Posted by Findûriel in | 19.11.07 8 comments
Estoy sentada viendo cómo llueve, mientras devoro a mordiscos un trozaco de fuet así, despreocupadamente. He bailado el Kung foo fighting con mi hermano menor en el pasillo y a oscuras, y ahora una pizza está en camino a mi casa (a.k.a. a mi estómago).

He caminado bajo esa lluvia con los pies congelados. He encontrado una preciosa moneda coreana entre cientos de céntimos roñosos de euro. He presenciado una genial discusión entre dos empollones (como lo era yo a su edad) a la salida del conservatorio, donde se peleaban por la manejabilidad de la trompeta y el fagot, por sus escalas y sus boquillas. He comido coca-colas de gominola mientras el cielo se volvía Azul Segovia entre los arcos del Acueducto.

He entregado un trabajo de bordado que la madre que lo parió. Ayer me regalaron Mr Bliss y un libro epistolar de Bukowski (gracias, Nightmary!) después de que mis padres vinieran a verme al Alcázar y me invitasen a un Normando y un helado de choco-chocolate para merendar.

He ayudado a una niña a ponerse la mochila en el autobús y no me ha llamado señora a pesar de llevar el uniforme de urraca. He visto a mi prima Irene después de un montón de tiempo. He visto Akihabara @ Deep y me ha encantado. Naruto Shipuuden anime ha llegado a Shino. He achuchado el peluche de Hitsugaya. Estoy planeando qué meter en la maleta para el viernes. He encontrado el regalo perfecto para un compromiso pendiente.

Pero, como dice Rimbaud:
Hay, al fin, cuando se tiene hambre y sed, alguien que nos echa.

Mañana veremos. Mientras tanto hoy démosle alas a la euforia.

Bookmark Us

Facebook Favorites Twitter